Almácigos: La aventura de empezar con tu huerto en casa

¿Cuántas veces nos hemos propuesto plantar esa semilla de un tomate jugoso y sabroso, o de una berenjena carnosa y suave? “¡Huerto en Casa! Esta semilla vale millones, directamente al macetero de mi casa”… Sin embargo todo queda en una ilusión ahogada por la rutina del día a día y ese (pesimista) pensamiento de que no va a coger…

¡No abandonéis vuestra ilusión! ¡Sí se puede perpetuar esa semilla, esos sabores…! ¿Cómo? A través de un almácigo. Así que preparad un cajón o recipiente con tierra que funcionarán como nuestras almacigueras o semilleros. Una vez que la plantita tenga 3 o 4 hojas, ya se puede trasplantar en nuestro huerto casero.

El proceso de empezar tu huerto en casa desde almácigo ofrece muchas ventajas a tu huerto ecológico:

– sin importar el clima o estación en la que estemos, mediante un almaciguero o semillero, podremos adelantar cosechas.
– al ser los plantines pequeños (al principio) se aprovecha el espacio, lo que optimiza el espacio de siembra.
– facilidad a la hora de cuidados: plagas, riego, etc.

¿Os animáis a crear vuestros propios almácigos o plantines? Aquí nuestra experiencia en nuestro huerto en casa:

Pasos para crear tu semillero particular

1- Elige un recipiente idóneo, en nuestro caso un cajón de madera de fruta o verdura.
2- Coloca tierra dentro y mézclala con compost.
3- Antes de sembrar tus semillas: elige un lugar cálido para tu semillero y riega la tierra.
4- Planta las semillas que desees. Lo ideal es utilizar semillas naturales, nosotros hemos elegido de tomates, berenjenas y ají rojo. Con el dedo hacemos pequeños surcos y colocamos las semillas de forma lineal, una al lado de la otra. La profundidad aproximada para cada semilla es de 2 veces el ancho de ésta.
5- Coloca al final de cada hilera de semillas el nombre del tipo de vegetal que estéis plantando… que luego uno se come la cabeza tratando de identificar el plantín. Esto será de gran utilidad a la hora de trasplantar el plantín en tu huerto en casa y diseñar/organizar tus cultivos ecológicos caseros.
6- ¡Y voilá! Ahora debes prestar atención de que la tierra esté siempre húmeda y una vez que veas que las semillas empiezan a germinar, con un dispensador de agua rocía levemente cada plantín.

Os puedo asegurar que es emocionante ver día tras día cómo tus semillas se convierten en plantitas, en alimento en tu pequeño huerto en casa… ¡Wuauuuuu! 100% recomendable.

Recommended Posts
Showing 6 comments
pingbacks / trackbacks
  • […] de cultivo y la selección de cultivos, es importante saber si la siembra de los vegetales son de semilla o plantín (almácigos) para una mejor […]

  • […] La berenjena es una hortaliza muy versátil, que admite varias formas de cocción ofreciendo una amplia gama de sabores y platos culinarios. Se puede consumir asada a la parrilla, frita, rebozada con huevo, cocida al vapor o al horno. ¡Cómo evitar querer cultivarla en nuestro huerto en casa! […]

  • […] Aliada incondicional del popular marino, varias generaciones de adultos hemos comido espinaca gracias a la popular caricatura gracias a sus cualidades de “fortalecedoras”. Se trata de una verdura rica en vitaminas A y E, yodo y varios antioxidantes. Sana y sabrosa, es fácil de cultivar, por lo que no debes dejar de incluirla en la cosecha de tu huerto en casa. […]

  • […] intentado pillar un guisante con el tenedor? Difícil ¿no? Pues cultivar guisantes en tu huerto en casa ¡todo lo contrario! Cultivar guisantes en tu huerto urbano es una tarea que no podrás rechazar, […]

  • […] yerba mate crece primero en almácigos, utilizando semillas frescas obtenidas de frutos ya maduros que primero fueron remojadas en agua […]

  • […] siembra puede ser en germinadoras o en macetas turbas. Lo importante aquí es que la tierra abonada debe estar previamente […]

Leave a Comment