Huerto en el jardín. Una breve historia.

Son cada día mas las personas partidarias de consumir alimentos orgánicos. Por ello el huerto en el jardín se convierte en una necesidad más que en una tendencia.   El desafío es introducir las verduras en armonía con las flores ornamentales.

Historia del huerto en el jardín.

Las primeras evidencias de huerto en el jardín aparecen en la excavación de la tumba de Saqqara, quien gobernó Egipto durante la quinta dinastía que se desarrolló entre los años 2465 a 2323 AC.  En la tumba de Saqqara, se encontró un jardín de flores ornamentales, en el que se cultivaban también lechugas y otros vegetales. La lechuga era una planta sagrada en su momento.  Este huerto en el jardín contaba con sistemas de riego y en muchos pictogramas que se encuentran en los muros de la tumba, aparecen jardineros regando el huerto.

Por supuesto tener un huerto en el jardín, era posible en esa época, tan solo para las personas ricas y poderosas, porque más que necesidad era un lujo.

Ya en la edad media, fueron los monasterios y las grandes abadías las que contaron con huerto en el jardín, que tenían como propósito cultivar hierbas aromáticas y verduras para el consumo de los piadosos frailes.

Sin embargo es en el renacimiento, especialmente en Francia, cuando el huerto en el jardín llega a las ciudades con esplendor y elegancia.  Se cultivaban frutas y verduras, entre las más hermosas especies de flores, con diseños auténticos y únicos, que tenían como propósito ser observados desde arriba, lo cual no impedía que fuesen productivos.

En el siglo XXI la agricultura urbana representa la posibilidad de poder consumir alimentos orgánicos a muy bajos costes, entendiendo que los que podemos encontrar en los mercados, tienen precios muy superiores a los productos que han sido cultivados mediante el uso de químicos y pesticidas industriales.

Si estás interesado en iniciar un huerto en el jardín, pinchado aquí encontrarás toda la ayuda que necesitas para lograrlo.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment