Mesa de cultivo, carretilla y jaula. Tres ideas para tu huerta urbana.

Basta poner a jugar la creatividad para obtener otra mirada de tu jardín. Una mesa de cultivo, una carretilla, son tres ideas separadas que pueden ser fácilmente incorporadas a tu huerta urbana, con bajos costes. Veamos como:

Mesa de cultivo:

SI tienes espacio suficiente, este consejo es para ti.  La idea es construir una mesa de cultivo, de madera y aluminio, para instalarla en tu huerta y cultivar en ella. ¿Cómo hacerlo? Sencillo: Lo primero que haces es tomar las medidas del espacio que tienes disponible en tu huerto. Luego necesitaras una sierra de mano y por supuesto los materiales.  Si no crees poder hacerlo, es mejor que dejes la labor a un especialista.

La mesa de cultivo, tiene que tener una altura de por lo menos 80 centímetros del suelo a la base.  Luego debe haber por lo menos 40 centímetros de la base a la altura máxima.  Esos cuarenta centímetros son los que ocupa un cajón que es donde vamos a sembrar. El fondo de ese cajón, o sea la base que esa a 80 centímetros del suelo, debe tener perforaciones de un centímetro aproximadamente, separadas entre sí por una distancia de cinco centímetros, para permitir el adecuado drenaje.  Abajo, en el suelo o incluso en un entre-paño intermedio, puedes ubicar una bandeja de aluminio para recoger el agua que se filtre.

La mesa de cultivo no es difícil de elaborar, pero si no quieres hacerla, puedes encomendar a un carpintero que te la haga, o puedes comprarla pinchando aquí, con la garantía de que tendrás la mejor al mejor precio del mercado y cumpliendo con toda las normas técnicas posibles.

Una carretilla para la huerta.

Has visto una carretilla abandonada y sin uso en el jardín de algún vecino, amigo o familiar.  Pues si le das una buena limpieza, la pintas en su exterior (el interior no es necesario), le abres unos cuantos orificios y la rellenas de tierra y compostaje, tendrás un lugar increíble para sembrar, con una ventaja adicional. La podrás mover de un lugar a otro, con lo cual podrás sembrar plantas que requieran de mucho sol, pero requieran poca agua, o viceversa.

Una jaula abandonada:

Antes de usar la jaula que ya nadie quiere, debes limpiarla y pintarla. En la jaula, a diferencia de nuestros ejemplos anteriores, no puedes sembrar directamente, pero si puedes ubicar un par de macetas, que luego podrás mover de sitio sin mayores problemas o colgarla para liberar espacio en el suelo de tu huerta.

Tres ideas muy prácticas para huertas urbanas. Si quieres obtener más consejos solo tienes que pinchar aquí.

Recent Posts
Comments
  • Araceli Bjarklev
    Responder

    Me gustaría saber si una vez plantadas las verdolagas, estas ¿soportan el invierno y reviven en la próxima primavera o son solo de un año?

Leave a Comment