5 consejos para tener una huerta sana y biodiversa.

 In Agricultura Ecológica, Huerto en Casa

Una huerta sana es aquella en donde existe  un orden natural en el que las plagas y depredadores están en equilibrio entre sí. Por ejemplo, las mariquitas y las moscas de la flor  comen áfidos, las lombrices de tierra airean el suelo y mejoran el drenaje que conduce la materia orgánica de la superficie al subterráneo, los zorzales comen caracoles, etc.

Cuando todo funciona bien, la población de plagas se controla con eficacia y el daño que causan es limitado. Hay muchas maneras de fomentar un conjunto de aliados naturales incluyendo plantas, animales e insectos para lograr que nuestro proyecto agrícola urbano sea una huerta sana. De esta manera ayudaremos a mantener plagas y  depredadores en sus debidas proporciones  un desequilibrio en el ecosistema y contribuir así a un jardín con mayor diversidad biológica, saludable y, por tanto, más productivo.

Consejos para tener una huerta sana y biodiversa

1- Planta una buena mezcla de plantas, tales como verduras, frutas, hierbas y flores. Uno de los beneficios de la presencia de flores en el jardín es que atraen a los insectos benéficos, depredadores y polinizadores, como las abejas. Por su parte plantas como  la caléndula o el  clavo de olor  atraen a la mosca de la flor que se alimentan de áfidos.

Otras flores como el capuchino son conocidas por atraer a las plagas, y por lo tanto pueden servir como plantas “sacrificio”. Si cultivas capuchinos cerca de las habas mantendrá estas últimas libres de la plagas ya que serán atraídas por las flores de capuchinos. Las Partes de la planta afectada por plagas  pueden ser cortadas y se utilizan como materia prima del compostaje.

2- Planta una cobertura natural para tu huerta que, además de hacerla más hermosa, también tiene algunos beneficios para los aliados naturales. Una cobertura hará que tu huerta esté protegida contra los vientos. Especies ideales para conformar una cobertura natural son el romero y la lavanda, que además contribuyen a atraer insectos a las flores.

3- Esparce materia orgánica en la tierra. Puede ser compostaje o estiércol preferiblemente vacuno.  Debes realizar esta operación por lo menos 2 veces al año, preferiblemente en primavera y otoño. Además de retener la humedad, fomentas la aparición de depredadores de plagas efectivos como escarabajos, ciempiés, arañas y otros aliados necesarios para mantener una huerta sana.

4- Crea refugios para aves y para insectos. También puede crear cajas para que insectos como las mariquitas y las abejas pasen el invierno. Una forma de promover el nido de avispas y escarabajos es hacer un pequeño montón de hojas  y dejar que se pudran de forma natural.

5-Hacer un lago. Por pequeña que sea atraerá a los sapos y a las ranas que se alimentan de caracoles, que como sabemos resultan muy destructivos en una huerta urbana.

Una huerta sana es una huerta diversa y productiva. Si estos temas son de tu interés por favor déjame saberlo pinchando aquí.

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.